Microsoft ha anunciado que Windows 10 se instalará automáticamente el próximo año para todos los usuarios de Windows que tengan activa las actualizaciones automáticas.
Sin embargo, puedes optar por no recibir actualizaciones automáticas, para evitar esto Microsoft dice que se puede cambiar la configuración de Windows Update para instalar actualizaciones críticas solamente, pero no es recomendable.
Aunque siempre será posible evitar la instalación, Microsoft parecer estar bastante  decidida a que los usuarios usen Windows 10 en un futuro próximo.

El despliegue de actualizaciones reservado inicialmente se tambaleó pero, según Microsoft, el proceso de instalación se queda en pausa y no se instalara automáticamente, aun cuando  el usuario siga con las actualizaciones automáticas activa, sin embargo esto cambiara para el 2016.
Microsoft también está obviamente interesada mantener a los usuarios “pirata” de Windows 7 y 8.1 en su base de clientes legítimos, ofreciendo una oportunidad para obtener una instalación auténtica de Windows o introduciendo un código de activación comprado previamente. Si esto se convierte en una ruta de acceso para la mayoría de los clientes para una copia auténticas. De algo no estamos seguros es el futuro de Windows, ya que tiene una constante des-aceleración en las instalaciones.

El sueño de Microsoft de alcanzar 1,000 millones de instalaciones para el 2018, cada vez se vuelve más difícil. ¿Podrá lograrlo?


Publicar un comentario